“La primera impresión es la que cuenta”. The Undercover Recruiter nos resume en cinco interesantes puntos los principales aspectos a evitar por parte de un Recruiter a la hora de filtrar un CV antes de plantear una entrevista inicial y asegurar así el mejor match posible entre persona, posición y empresa desde el inicio.

 

Estos mismos consejos son realmente útiles para todo aquel que esté en búsqueda activa o tenga que actualizar su CV tras la solicitud de un Headhunter.

 

Es evidente que el formato resulta especialmente clave. Dedicar tiempo a elaborar un CV sencillo y a la vez atractivo a la vista y de lectura agradable es el primer paso para alcanzar la deseada oferta final por parte de la empresa. En cambio, un formato pobre o descuidado puede entenderse como falta de interés por parte de la persona.

 

Es un hecho que las empresas dedican cada vez más recursos y herramientas para atraer talento y asegurar un resultado satisfactorio a largo plazo y, por ello, también lo es que este esfuerzo debe verse reflejado por parte de un candidato, especialmente al inicio del proceso, en su presentación, su CV.

 

Basta con hacerse dos preguntas: “¿Contratarías a alguien que parece no mostrar interés en presentarse de la mejor forma posible? Y en este caso, ¿cómo realizará su trabajo después?

 

5 Red Flags to Look for in a Candidate’s CV

You have Successfully Subscribed!