No vamos a coger una lanza ni adoptar técnicas japonesas… más bien queremos compartir recomendaciones para que nuestros equipos se sientan más motivados.

-Tener unos objetivos claros de lo que somos, queremos y hacia dónde vamos. Si transmitimos claramente cuál es la meta será más fácil que todos remen hacia la misma dirección.

Transparencia y facilitar información cuando es necesario y posible. La incertidumbre es una mala compañera de viaje, sobretodo en épocas de crisis.

-Para ser un buen líder hay que poner toda nuestra energía en las soluciones no en los problemas. No hay que ser positivos ¡sino realistas! Cuanto más lo seamos más motivación sentiremos hacía la consecución de objetivos.

Escucha a tus equipos y olvídate del móvil por unos momentos. Práctica la escucha empática, ósea escucha y presta atención con la intención de comprender.

-Organizar reuniones SIN , sin corbata, sin agenda, sin móvil, sin acta, sin interrupciones. Es complicado hoy en día pero no imposible.

-Realiza sesiones de brainstorming, formación o de coaching para la mejora del rendimiento del equipo. -Se un modelo a seguir y pasa más tiempo en el campo de batalla.

-Elige el lugar y el momento adecuado como decía Dale Carnegie criticar en privado y adular en público.

¡Seguro que nos hemos dejado cosas en el tintero así que enviarnos vuestros comentarios!

You have Successfully Subscribed!