Redactar un CV que genere impacto puede ser más sencillo de lo que parece. Para empezar, debes tener en cuenta que será la primera carta de presentación que tengan de ti como profesional. A pesar de que existen múltiples modelos para redactarlo, desde Humann pensamos que la clave general de un buen CV reside en:

1. Sencillez: Mientras más conciso, más probabilidades tendrás de que tu CV sea leído.

2. Claridad: Ya que este documento será revisado no solo por profesionales de tu rama, es importante que puedas ser claro y no sobrepasarte con palabras muy técnicas, a menos que sea necesario.

3. Orden: La presentación debe ser limpia, un CV que facilite y llame a ser leído, con un orden cronológico y coherente.

Además, debemos tener en cuenta que el contenido del mismo podría depender del tipo de puesto, sector, nivel o rango de posición a la que se esté aplicando. Por ejemplo, no es lo mismo presentar un CV cuando cuentas con muy poca o nada de experiencia laboral, que cuando eres un profesional con una trayectoria de 20 años. En el primer caso, querrás demostrar las actividades extracurriculares o skills que te harán valioso para la posición y en el segundo caso, querrás evidenciar tus experiencias profesionales y logros más relevantes para el puesto. Tampoco será lo mismo presentar un CV para posiciones ejecutivas en consultoría financiera, legal, etc., que para posiciones en el ámbito digital, desarrollo de software, diseño, entre otras, donde evidenciar un portafolio de proyectos realizados puede ser interesante.

Sin embargo, a pesar de tener en cuenta que existen ciertas diferencias, tenemos algunos consejos que nos gustaría compartir a modo de redactar un CV que genere impacto y que te lleven al éxito laboral:

  • Ortografía y gramática: Pues bien, es cierto. Encontramos errores de ortografía y gramática en los CVs. Por ello es fundamental revisarlo todas las veces que sea necesario. La primera impresión es la más importante.

  • Contenido: Tus datos de contacto. Muchas veces nos encontramos con CVs donde encontramos una dirección particular, pero ni rastro de teléfono o email. Asegúrate siempre de tener bien a la vista tus contactos para que te puedan localizar fácilmente. Además, revisa que cada experiencia profesional esté reflejada con su cargo y con sus fechas correspondientes. Organízalo comenzando desde la última experiencia retrocediendo a la primera. ¡Nos haces la vida más fácil! Redacta tus responsabilidades de forma general, pero sobre todo evidenciar los logros más importantes de cada posición. Resultados medibles, números, porcentajes, son muy bien valorados. Por último, es importante que detalles tu educación, idiomas (con tu nivel real, porque a la hora de la verdad te lo van a preguntar) y cualquier dato de interés relevante.

  • Tamaño: Esta es la eterna pregunta. ¿Como puedo resumir mis 15/20 años de experiencia en una página? Pues estamos de acuerdo contigo. ¡Muy difícil! El sentido común es lo que tiene la razón. También dependerá de cuantas experiencias tienes. Por ello nuestro consejo es intentar no exceder las dos páginas. Lo que siempre recomendamos es hacer una primera versión muuuy extendida, y a partir de allí ir recortando.

  • ¿Tengo que tener varias versiones de mi CV y customizarlo? Nuestra respuesta es ¡SI, sin dudas! No todas las ofertas son iguales y es muy difícil resaltar toda tu experiencia en una única versión. Por cada oferta que apliques te recomendamos que intentes identificar muy bien los requisitos claves y lo que se pide, para que así puedas intentar adaptar tu CV para destacar justo aquellas actividades y/o experiencias que has realizado en ese ámbito.

  • Tener una segunda copia de tu CV en al menos un idioma adicional, que comúnmente suele ser en inglés.

  • Y además de todo lo anterior: Decir la verdad es primordial, nunca mentir ni exagerar sobre el contenido de tu CV, porque antes o después la verdad siempre sale.

  • Carta de presentación. ¿Si o No? Pues no es obligatoria. Es un documento que evidencia amplio interés y dedicación por parte del candidato, sin embargo, se dice que un porcentaje muy pequeño de empleadores cree que es importante. De cualquier forma, enviar una carta de presentación podría sumar puntos, siempre y cuando esté muy bien redactada. En caso estés pensando en redactar una, aquí te dejamos un enlace donde podrás encontrar alguna alternativa para redactar una buena carta de presentación.

En conclusión, si quieres redactar un CV que genere impacto, debemos tener en cuenta que, dentro de un proceso de selección se suele recibir o tener acceso a muchos CVs, por lo tanto, mientras más conciso y claro seas con el contenido, el recruiter podrá obtener toda la información necesaria para identificar si eres el candidato idóneo para la posición. Finalmente, para complementar tu proceso, te recomendamos nuestro artículo donde podrás obtener algunos consejos para desenvolverte de la mejor manera posible en una entrevista virtual.  ¡Suerte en tu búsqueda!