Los retos laborales en tiempos de COVID-19 han llegado para quedarse y por esto debemos estar preparados.

Sabemos que en algunas ciudades la pandemia ha sido desplazada por el verano y las vacaciones, pero en otras las cifras siguen aumentando. Lo cierto es que desde que llegó, nos hemos enfrentado a un nuevo modo de vivir y a nuevos retos laborales. El impacto que la pandemia ha dejado se ve reflejado a nivel económico tanto en hogares como en grandes compañías; RRHH Digital nos cuenta, por ejemplo, que el 43% de las empresas no prevé esta recuperación de actividad hasta finales de 2021.

Sin embargo, muchas compañías aún continúan con su actividad de manera regular y han tenido que reinventarte para poder sobrepasar estos retos laborales en tiempos de COVID-19.

Aquí os dejamos una reflexión sobre 4 aspectos importantes.

1.  Tecnología

Con el confinamiento, muchos tuvimos que iniciar un trabajo permanente desde casa y hacer uso de todas las herramientas necesarias para hacer de esta experiencia la más eficiente posible. Seguramente muchas compañías ya tenían políticas de teletrabajo, pero muchas otras no. Entonces, ¿todas las compañías estaban preparadas para esta situación?

La digitalización ayudó a que muchos podamos mantener puestos de trabajo que se podían hacer de manera remota. Las empresas que no estaban preparadas tuvieron que poner manos a la obra para lograr que sus trabajadores puedan contar con las herramientas necesarias para continuar con sus labores de manera regular. Fue esencial poner atención al soporte y la infraestructura correcta para suplir las necesidades de cada compañía.

Para bien o para mal, la pandemia nos dejó una lección; tenemos que estar preparados para situaciones adversas, o tener la capacidad de reinventarse y, sobre todo, que la tecnología es un elemento que juega y jugará u papel importante en adelante para cualquier compañía que quiera tener éxito.

2. Liderazgo en tiempos de crisis

Liderar no es una tarea fácil, pero liderar en tiempo de crisis es un reto que han tenido que vivir muchos directivos, managers o cualquier otra persona que haya tenido una responsabilidad de gestión de equipos.

Mantener a tu equipo alineado en la consecución de objetivos, mientras una pandemia pasa por nuestros ojos y algunos incluso lo viven en carne propia es complejo, sobre todo si agregamos el factor de “distanciamiento social” y el teletrabajo permanente. La confianza, el empowerment, la transparencia y sobre todo la comunicación continua, se volvieron factores claves para liderar con éxito.

Y para conocer más sobre cómo liderar en la distancia en tiempos de Covid-19, publicamos hace una semana un artículo muy interesante que te invito a leer.

3. Teletrabajo… pero también, trabajo en oficina

El teletrabajo ha sido uno de los temas más tocados durante estos meses, ya que, aunque muchas empresas ya tenían políticas establecidas de teletrabajo, para otras fue una experiencia totalmente nueva.

Como comentamos anteriormente, la tecnología es uno de los actores importantes en esta nueva forma de trabajar, pero no el único.

  • Ergonomía: desde lo más simple hasta lo más complejo. Contar con una silla adecuada para una jornada de 8 horas diarias, una iluminación correcta, espacios con la ventilación ideal, etc. No todos tenían en sus hogares ambientes de trabajo que cumplan con estos requisitos, lo cual podría generar complicaciones de salud a futuro. Esto se convirtió en un reto para las compañías, el poder ofrecer a sus empleados las condiciones de trabajo necesarias sin estar en la oficina. Vimos en LinkedIn que muchas personas posteaban prácticas interesantes de las compañías en las que trabajaban, como enviar las sillas de oficina a los hogares, el envío de pantallas grandes para no desgastar la vista, etc. Incluso, se propuso un extra económico para suplir cualquier carencia que tuviese que correr por cuenta del trabajador. Arduo trabajo para el área de HR, pero muchos lo supieron gestionar con éxito.
  • Teletrabajo con niños: también fueron los más pequeños los que tuvieron que quedarse en casa teniendo clases online. Si tienes hijos, esto te sonará conocido y sabes que también fue un reto combinar el aspecto laboral con el aspecto familiar. Para esto, te invito a leer un artículo muy interesante, donde encontrarás algunos consejos para poder teletrabajar con niños en casa.

Por otro lado, hace un mes aproximadamente dejamos el confinamiento y muchas empresas tuvieron que repensar su modo de trabajo. Elegir entre continuar con el teletrabajo, hacer un mix o ir a las oficinas.

Las empresas que decidieron que sus trabajadores debían volver a las oficinas, se encontraron con un reto muy importante; establecer las medidas de seguridad necesaria para sus trabajadores. La “nueva normalidad” llegó y el uso de mascarillas, guantes o desinfectantes de manos se volvieron indispensables para la convivencia entre colaboradores. Establecer protocolos de convivencia e incluso pruebas de descarte para sus propios colaboradores. Un reto que fue y sigue siendo el compromiso de todos.

4.  Mantener una mente abierta y la Autogestión

Pero no todos los retos son para la compañía o para los líderes de la empresa, hay un reto importante que cada uno debe afrontar; mantener la mente abierta y saber autogestionarse.

Tener la mente abierta a las nuevas formas de trabajo y poder adaptarse al cambio es fundamental. Mantener la misma productividad también depende de uno mismo y no solo de los factores externos. Ser resiliente y flexible al cambio, son elementos clave para sobrellevar una situación como esta.

Además, con el teletrabajo, supimos que no tendríamos a nuestros líderes al lado, con lo cual la responsabilidad y el saber autogestionarse fue importante para generar los mismos o mejores resultados que antes.

Finalmente, sabemos que la pandemia sigue ahí, latente en algunas ciudades y en su pico más alto en otras. Por lo tanto, es importante tener en cuenta, que los retos laborales en tiempos de COVID-19 no es un tema del pasado, debemos seguir hablando de ello y compartiendo experiencias y consejos para lograr sobrellevar una situación que nos afecta a todos.